Guía de SEO básico. Posicionamiento web para principiantes

Guía de SEO básico. Posicionamiento web para principiantes

Si tienes un sitio web, o estás pensando en tener uno, muy probablemente te has encontrado con el término SEO (o posicionamiento web) y que este es la clave del éxito online. Y es cierto, no basta sólo con tener un buen sitio desde lo gráfico, ni siquiera con ser un experto en una temática, si no sabes trabajar el SEO casi no recibirás visitantes.  A muchos les asusta la idea de tener que empezar a guerrear con los demás dueños de páginas para ganar la primera posición, pues creen que no tienen el tiempo y las habilidades necesarias. Pero en realidad hacer SEO no es tan complicado, y con acciones relativamente sencillas se puede puede lograr mucho. Por supuesto, existen acciones y prácticas más avanzadas que ayudan a posicionar mejor y a hacer que puedas mantenerte ahí. Pero como en todo, primero debes aprender a gatear antes de caminar. Así que vamos a contarte lo básico del SEO para que vayan introduciéndose en este «mundo». En esta guía de SEO básico para principiantes te hablaremos de las bases del posicionamiento web desde su definición, importancia y beneficios, hasta las prácticas que debes empezar a ejecutar para comenzar a ganar posiciones en tu temática o nicho.  No te la pierdas.

índice de contenidos

¿Qué es el SEO?

SEO son las iniciales de Search Engine Optimization, y en español se traduce como Optimización de Motores de Búsqueda. Se refiere a todas las prácticas y estrategias que permiten a un contenido aparecer en los primeros (y mejores) lugares en las páginas de resultado, también llamadas SERP, por sus siglas en inglés.  Pero hablemos de cómo funciona esto. Los motores de búsqueda como Google, Yahoo y Bing, se encargan de encontrar todas las páginas web que están disponibles para el público y de agregarlas a sus índices de resultados. De esta manera, cuando una persona escribe en sus navegadores cualquier búsqueda estos analizan esos índices y ven qué páginas web tiene  lo que busca el usuario.  A día de hoy, con tantas y tantas páginas web disponibles, un usuario puede recibir en unos pocos segundos resultados de cientos, miles o hasta millones de opciones para encontrar lo que busca. Y ahí, en ese inmenso mar de páginas, está o estará la tuya.  Cómo es lógico pensar, el usuario no revisará todas las opciones, de hecho, supone que las que aparecen de primero son las mejores. Y los motores de búsqueda se encargan de que así sea. ¿Ya vas entendiendo por donde va la cosa? Aplicar el SEO evitará que termines siendo el resultado 123.456.789 y que nadie entre a tu página.

¿Por qué es importante el SEO?

Todas las acciones que componen el SEO son interpretadas por los motores de búsqueda y estos, por decirlo así, califican las webs según estas acciones y les otorgan una posición. Por lo tanto, usar estrategias de optimización de motores de búsqueda ayudará a que estos te califiquen de manera positiva. Como resultado tendrás un sinfín de beneficios que, independientemente de si tienes un blog, una tienda online o una página web normal, te hará alcanzar la cima de tu temática.  Hablemos más en detalle de ello.

Beneficios del SEO

Aplicar el SEO requiere de esfuerzo, paciencia y constancia. Pero al ver estos beneficios seguro te animas:

Consigues más tráfico

Si estás en la primera página de resultados recibirás más tráfico, y mientras más arriba estés, es decir, de #3, #2 o #1, la cantidad de visitas será aún mayor. Y es que los usuarios relacionan la posición del resultado con la calidad de su contenido.

Inviertes menos en publicidad

Hay quienes pagan para que sus sitios web aparezcan de primeros, y esto es válido pero no barato. Así que usar SEO te permite aparecer entre los mejores lugares sin tener que gastar tanto en ello.  Además, el tráfico pagado no cuenta para el posicionamiento orgánico, es decir, si recibiste muchos clics durante el tiempo que pagaste para estar en primera posición, esa reputación no te servirá, al menos en un principio, para quedarte en esa posición. Solamente si los usuarios siguen buscándote específicamente es que podrás comenzar a subir posiciones.

Mejorar la visibilidad de tu sitio

Esto es especialmente importante para las empresas o marcas que quieren vender por Internet. El SEO bien trabajado te hace más visible a ese público al que quieres llegar, así puedes vender más o convertir a más usuarios a tu marca.

Aumenta la autoridad

Si un usuario te ve de primero piensa que eres su mejor opción para encontrar la solución a su necesidad. Por lo tanto, verá tu sitio web como una referencia importante en el tema, y puede que ya no busques más nada si no sólo tus contenidos.

Mejora tus oportunidades de negocio

Las empresas que buscan socios comerciales en Internet se fijan en la autoridad y cantidad de tráfico que reciben los sitios web para poder invertir con los mejores. Al usar el SEO, conseguirás los mejores contratos de publicidad.

Puedes superar a la competencia

Una buena estrategia SEO más un buen plan de marketing sin dudas hará que posiciones más alto que la competencia. Esto puede cambiar tu posición en el mercado, ya que si los usuarios interactúan más con tus contenidos online y eres una fuente confiable, van a querer facturar contigo antes que con la competencia.

Lo que necesitas para hacer SEO

Para comenzar a hacer SEO tienes que trabajar tu sitio web desde las bases. Esto es lo que necesitas:

Buen nombre de dominio

El dominio no tiene influencia directa en los motores de búsqueda para que estos te posiciones bien. Sin embargo, sí que hay ciertas acciones que conviene tener en mente para que el dominio te ayude a posicionar mejor. Aquí van algunos tips:
  • No es necesario incluir palabras clave en el dominio si no se ven naturales. Por ejemplo, un dominio podría ser librolandia.com y tratarse de una web que recomienda los mejores libros y da reseñas sobre estos. No es necesario que crees el dominio losmejoreslibros.com.
  • Evita los guiones para separar las palabras de tu nombre de dominio, ya que esto no es funcional, pues sólo alarga tu nombre de dominio y estos signos no aportan nada al SEO.
  • Trata de que sea lo más corto posible, así los usuarios lo recordarán más fácilmente.
  • Procura que el TLD sea .com (TLD: top level domain, nombre que aparece después del nombre de dominio), ya que es el que los usuarios relacionan con los sitios confiables y oficiales.
  • Adecua el TLD según tu tipo de web, pues no todos pueden ser .com porque no todos son comerciales. Para las organizaciones está el .org,  para los sitios regionales están los TLD locales, es decir, .co, .es, .uk y así por el estilo. Esto hará que seas considerado en los resultados de búsquedas locales (más adelante te hablaremos del SEO Local).

CMS de calidad

El sistema de gestión de contenidos o CMS, es muy importante para que puedas crear un site de calidad, y de nuevo, aunque el sistema en sí no influye en los motores de búsqueda, sí que termina afectando el rendimiento de tu web y la manera en cómo lo gestionas.  La cantidad de CMS que hay en el mercado así es muy amplia, casi infinita, pues hay quienes crean sus sitios web desde cero programando el HTML y el CSS. Con todo, la gran mayoría utiliza los que ya están en el mercado como PrestaShop, Magento, Moodle y WordPress, siendo este último el más usado en el mundo. La elección del CMS influirá en la cantidad de herramientas y complementos (plugins y temas) que puedas usar para mejorar tu SEO. Por lo tanto, vale la pena pensarse bien esta elección con cuidado.

Hosting

El alojamiento web también tiene su cuota de relevancia en la efectividad de las estrategias SEO, especialmente desde lo técnico (más abajo te hablamos del SEO Técnico). Para empezar, la tecnología de los servidores te permitirá tener un mejor rendimiento de cara a la navegabilidad de tu web y la velocidad con la que se cargan los elementos del contenido.  Por esa razón, es imperativo que estudies las propuestas de los hostings y que consideres las prestaciones que ofrecen en  sus planes. Además de pensar a corto plazo, también debes considerar el posible crecimiento que tendrás y lo que necesitarás entonces, y si ese hosting ofrece buenas opciones de escalabilidad para dicho crecimiento. Otros factores a considerar son:
  • Seguridad: qué tipo de sistema antimalware tienen, si incluyen los SSL/TLS, cómo protegen físicamente los servidores, etc.
  • Soporte: los inconvenientes técnicos pueden costarte posicionamiento si no se atienden rápido. Por eso, asegúrate de que el soporte sea rápido y en tu propio idioma.
  • Una buena ubicación geográfica: esto acorta los tiempos de carga, y si bien con una CDN se solventa cualquier problema de distancia física entre servidor y usuario, tienes que pagar un extra que te puedes ahorrar si eliges un servidor cercano a tu público objetivo.

Estructuración del sitio web

Todo sitio web debe tener una estructura lógica y organizada según jerarquías para que, tanto los usuarios y los motores de búsquedas, puedan navegar por todo el sitio y encontrar los contenidos. En el caso de los motores de búsqueda, estos crean softwares de rastreo, llamados bots, que son los que buscan las páginas web y las indexan a sus índices. Si la web no está bien estructurada, el bot no sólo no podrá indexar algunas páginas, sino que no «comprenderá» cuáles son las más importantes y puede que algunas pierden relevancia en las búsquedas.  Por otra parte, los usuarios necesitan poder encontrar las páginas de contenido más específico desde la home o página de inicio. Para ello se necesita una categorización, y subcategorización si es necesario. Esto lo puedes lograr desde el menú de opciones o con enlaces internos usando el anchor text o simplemente con sugerencias de temas relacionados.

Indexación del sitio

Google y los demás motores pueden llegar hasta tus páginas nuevas de manera natural si las enlazas internamente de manera apropiada. El problema es que esto puede tardar y pierdes oportunidad de recibir tráfico de manera orgánica. Por eso es mejor que tú mismo pidas que sean indexadas enviando el sitemap.xml desde Search Console, haciendo ping o dejando el sitemap en el archivo robots.txt.

Complementos para SEO

Los complementos o plugins son softwares que se instalan en las páginas web y sirven para complementar las acciones del CMS. En el caso del SEO, gestores de contenidos como WordPress cuentan con plugins especializados que ayudan sobremanera y facilitan todas las acciones de posicionamiento web.  Resulta más que conveniente utilizar estás alternativas porque las acciones SEO vienen especificadas como configuraciones que el mismo complemento te obliga a realizar. Mientras que otras se consideran como opcionales y son sugerencias para mejorar.  Debes tener presente que algunos CMS pertenecen a plataformas de creación de sitios web tienen sus propias herramientas de SEO, pero estas suelen ser un tanto más complejas que las de WordPress.

Herramientas SEO

Las herramientas SEO son softwares que se especializan en una o varias de las acciones necesarias para posicionar bien. Estas pueden ser gratuitas o de pago, y adaptarse a un tipo específico de sitios o de CMS.  Entre las herramientas SEO más destacadas están:
  • Google Search Console.
  • Google Analytics. 
  • Ahrefs.
  • SEMRush.
  • MOZ.
  • DinoRank. 
  • SE Ranking.

SEO y SEM: ¿cuál es la diferencia?, ¿cuál es mejor?

Además del SEO, también existe el SEM, ambas estrategias pueden ser importantes en cierto momento para que alcances un buen posicionamiento y tus contenidos, especialmente si son comerciales, sean más visibles. El SEM significa Search Engine Marketing, y se refiere a las estrategias de posicionamiento web de una marca o empresa. Para ello se recurre a las pujas de publicidad de los motores de búsqueda para conseguir las mejores posiciones para búsquedas puntuales, según su mercado objetivo. Dentro de las acciones del SEM están todas las del SEO, algo que no ocurre a la inversa ya que este último pretende alcanzar el tráfico orgánico, mientras que el primero paga por ello. Es por eso que la mayoría de los expertos los diferencian diciendo que el SEM es el «SEO pagado».  Por supuesto, Google no mostrará un resultado sin valor para el usuario aún si se le paga por ello. Así que quienes usan el SEM, también deben aplicar las demás estrategias de posicionamiento a fin de garantizar que el motor de búsqueda los considere útiles para el usuario y así estar entre los primeros lugares. La gran ventaja del SEM es que, por así decirlo, cortas camino hacia la cima de la SERP, algo muy importante si tu competencia ya domina buena parte del mercado. Además, no tienes que dedicar demasiado capital a la publicidad, sino que eres tú quien elige el monto máximo a pagar y sólo lo desembolsar si recibes clics.  Asimismo, el SEM te permite alcanzar visibilidad rápidamente para un producto o contenido que te interese mostrar a tu audiencia. Por ejemplo, las tiendas online pueden pagar un anuncio para que una de sus páginas de un producto en oferta o con una promoción especial aparezca más arriba. Entonces ¿cuál es mejor, el SEO o el SEM?  La respuesta correcta es que ambas estrategias son importantes y complementarias. Es verdad que puedes hacer SEO sin necesidad del SEM, pero los resultados serán más tardados porque sólo con el tiempo es que se podrá probar que tus contenidos son útiles a los usuarios y mejores que los de tu competencia. Por otro lado, si bien el SEM permite tener resultados más inmediatos, no podrás estar pagando todos los meses por el tráfico que recibas, y menos si apenas estás empezando tu proyecto web. Así que necesitas aplicar el SEO para que vayas ganando territorio orgánicamente a la vez que pagas alguna campaña de publicidad cada cierto tiempo.

White Hat SEO y Black Hat SEO

Dentro de la aplicación de las estrategias de posicionamiento web es fundamental que sigas al pie de la letra las «normas» de los motores de búsqueda, de lo contrario serás sancionado.

¿Qué es el White Hat SEO?

La expresión White Hat se traduce sombrero blanco y proviene de la forma de vestir de los personajes buenos de las historias y novelas clásicas. Trasladado al SEO, envuelve a las acciones de posicionamiento web que son válidas y legales. Al aplicar las estrategias de White Hat SEO no se corre riesgo de recibir sanciones, ni siquiera por mala praxis. El objetivo es mostrar al motor de búsqueda que se compite honestamente siguiendo las reglas que este imponga para su uso. Algunas de las acciones de este estilo de optimización de motores de búsqueda son:
  • Crear contenido original y de utilidad para el público.
  • Optimizar las imágenes.
  • Usar las keywords responsablemente.
  • Usar buenos complementos y mantenerlos actualizados.
  • Usar medidas de seguridad de datos como SSL y plataformas de pago reconocidas.

¿Qué es el Black Hat SEO?

La expresión Black Hat se refiere a los personajes malvados de las historias y novelas clásicas, quienes usaban sombreros negros. En lo referente al SEO se relaciona con las acciones «ilegales» o irregulares que buscan alcanzar buen posicionamiento web.  Si bien las acciones del Black Hat SEO no necesariamente implican dañar a la competencia, algunos webmasters sí lo han hecho, por ejemplo, dejando malas reseñas del sitio de la competencia y hasta hackeando. Sin embargo, la mayoría de estas acciones tienen lugar en el propio site del webmaster, quien altera su web para que el motor de búsqueda lo indexe con tácticas como saturación de palabras clave, escondiendo contenido con efectos de color, agregar enlaces en los comentarios de los sites de otros sin consentimiento del propietario y así por el estilo. Por mucho tiempo esto fue un problema, pero desde 2010, con las actualizaciones del algoritmo de Google de ese año y las que han venido deslizándose hasta la actualidad, se han neutralizado muchas de estas acciones y son más fáciles de detectar, y como consecuencia se penaliza el site y al propietario, sí se sabe quién es.  Estas con frecuencia tienen  que ver con perder posiciones e impedir el escalamiento en la SERP  por un tiempo determinado.

SEO On Page

Una parte importante del SEO es lo que tú puedes hacer en tu propia web para que esta sea considerada útil para el usuario. Y es que desde un diseño creativo hasta las palabras clave del contenido, pueden terminar siendo la diferencia entre estar o no estar en la primera página de la SERP. De manera que es fundamental utilizar el SEO On Page dentro de tus estrategias de optimización de motores de búsqueda. Pero antes de pasar a ello, veámoslo desde su definición.

¿Qué es el SEO On Page?

Ya sabes lo que es SEO, pero ¿qué significa «on page»? Significa «en la página», es decir, dentro del mismo sitio web. De hecho, hay quienes también lo llaman SEO On Site.  Este tipo de SEO abarca todas las acciones que se ejecutan en la propia página web para que los motores de búsqueda la posicionen bien entre los resultados de búsqueda.

Importancia del SEO On Page

Todas las acciones del SEO On Page son completamente manejables por ti y dependen de tus intenciones y atenciones. Por lo tanto, es el tipo de optimización de motores de búsqueda más fácil de trabajar y por el que puedes comenzar.  Claro, eso no significa que sea sencillo, pues requiere un poco de ciertas habilidades, paciencia y algo de inversión económica, pues algunas cosas sólo quedarán bien si las hace alguien con más experiencia, como el diseño gráfico; o si dependen se una herramienta de pago, como la búsqueda de palabras clave. Aún así, todo esto lo puedes hacer tú mismo si estás dispuesto a aprender y terminas de leer esta guía de SEO para principiantes.  Otro aspecto importante, es que tú controlas todo lo que se hace en el SEO On Page, así te puedes asegurar de que sean las acciones correctas con los métodos apropiados. O sea, que se usa un estilo White Hat SEO, y no uno Black Hat SEO.

Cómo hacer SEO On Page

Pasemos a la práctica, y veamos cómo se puede hacer una optimización de motores de búsqueda desde el propio site.

Keywords

Las keywords o palabras clave son los términos que usa el usuario para encontrar un contenido en el navegador. Por lo tanto, para que tú contenido se relacione con esa búsqueda debes incluir suficientes palabras clave. El término keyword puede aplicarse tanto a una única palabra como a una oración.  Por ejemplo, «keyword» puede ser un término de búsqueda, pero también se puede escribir «qué es una keyword» y seguirá siendo un solo término de búsqueda a pesar de que es una oración. Por otra parte, las palabras clave no necesariamente conservan la ortografía ni la sintaxis del idioma, es por eso que se pueden encontrar términos de búsqueda como «keywords que son».  Estas combinaciones son las palabras que los usuarios usan en sus búsquedas, y aunque en el pasado los motores de búsqueda querían una concordancia casi total en los contenidos, ahora se prioriza más que todo la coherencia y la utilidad en los textos, ya que el algoritmo se encarga de interpretar lo que quiere decir el usuario. Es claro que las keywords son muy importantes para el SEO. Pero para que funcionen a tu favor es necesario que las sepas utilizar,  así que sigue estos consejos:
No sobre optimizes de keywords tus textos
Si usas demasiadas palabras clave, o las colocas de forma desordenada, Google verá que sólo buscas atraer tráfico sin ofrecer nada de valor, así que te sancionará.
Cuida la coherencia de la información
Algunas palabras clave no tienen sentido desde lo gramatical, y si las usas perderás el sentido de la información y el usuario dudará de que seas una fuente confiable. Lo mejor es que las acomodes de forma apropiada y dejes que Google haga la relación.
Utiliza los diferentes tipos de keywords
Las palabras clave se clasifican según su extensión: cola larga, cola media y cola corta (Long tail, Middle tail y Short tail, respectivamente). Cada una te permitirá llegar a un tipo de público específico según su búsqueda.  Por supuesto, cada tipo de keyword,  en la mayoría de los casos, se relaciona con un tipo de contenido o con el ángulo desde el que se aborda, por lo que debes usar sólo las que te sirvan para el contenido que prepararás.
Usa las palabras clave relacionadas
También llamadas keywords semánticas, estas sirven para abordar un tema usando términos relacionados con los que se usaron en la búsqueda y que atienden al mismo ángulo temático.  Por ejemplo, si escribes sobre Smart TVs, debes agregar palabras como UHD, asistente de voz, 4K y así por el estilo. Esto también funciona a la inversa, pues quien busca televisores UHD o 4K seguramente quiere un Smart TV.

Contenido de calidad

En el SEO el contenido es el rey, eso es seguro, y es que los motores de búsqueda quieren ofrecer soluciones, aunque eso implique sugerir sitios simples en diseño y funcionalidad. Claro que si estos dos últimos aspectos están optimizados, pues muchísimo mejor. Cuando hablamos de contenido de calidad nos referimos a que sea útil, práctico, funcional. Ve directo al punto y evita dar demasiadas vueltas en tus explicaciones, con esto consigues mantener al usuario dentro de tu web y el tiempo de permanencia incrementa. Este es un valor importante para la consideración del parámetro de la experiencia del usuario o UX, que tiene relación directa con el SEO.  Además, cuando el usuario entra, sólo te da unos segundos mientras escanea superficialmente el contenido para decidir si vale la pena quedarse o no. Si se va, incrementa tu tasa de rebote, lo cual es malo para el SEO. Pero si se queda, está ayudándote a posicionar mejor. Analiza a la competencia para ver cómo preparan ellos el contenido que atrae visitas. Aprende lo que funciona y evita lo que no. Por supuesto, si quieres abordar el tema desde tu propio ángulo o estilo también es válido, pero asegúrate de que sea aceptable para el público objetivo. De lo contrario sólo será una pérdida de tiempo.  Una buena idea es unificar contenidos en un solo post, así el usuario no tiene que ir a varias páginas para encontrar todo lo que quiere saber. Por ejemplo, si se busca «tablets Samsung», después de hablar de las mejores, puedes colocar un subtema con las «alternativas a las tablets Samsung». Otro factor importante, es la extensión del texto. Estudia la longitud media que usan los competidores en sus posts utilizando la misma, porque esto es un indicio de que es lo que los usuarios prefieren. Si lo haces muy corto  corres el riesgo de decepcionar; y si lo haces muy largo, puedes espantar.

Atender a la intención de búsqueda

La intención de búsqueda es lo que Google interpreta que es la razón de la búsqueda que está haciendo el usuario, es decir, el porqué. Tú también debes conocer la intención de búsqueda del usuario para satisfacer su necesidad y que el motor de búsqueda te posicione alto por eso.  Un mismo tema puede tener diferentes intenciones de búsqueda, por lo que tienes que saber qué es lo que tú quieres explicar para que sepas cómo hacerlo. Imagina que eres una empresa que vende altavoces portátiles, y tienes una web corporativa, un blog y una tienda online.  Si un usuario escribe “altavoces… (tu marca)” quizás quieras ir directo a tu web para conocer la marca antes de comprar. Si escribe “características de los altavoces (tu marca)” quiere informarse sobre lo que ofrece. Pero si pone en el navegador “precio de los altavoces… (tu marca)” es obvio que quiere comprar.  Para poder entender la intención de búsqueda debes conocer los tipos que existen, los cuales son 3 y son los siguientes:
Búsqueda navegacional
Son las búsquedas en las que el usuario utiliza palabras que identifican directamente el sitio web que quiere ver, pero sin usar una URL completa, ya que esa sería una búsqueda directa y esta no influye en el SEO de ninguna forma.  Por ejemplo, un usuario podría buscar “tablets Samsung Amazon”, o “tablets Samsung eBay”, es obvio a dónde quiere encontrar sus resultados.
Búsqueda transaccional
Este tipo de intención de búsqueda se presenta cuando el usuario tiene el deseo de comprar algún producto o servicio, para ello usa expresiones en forma de pregunta o en las que solicita información con una clara connotación comercial. Por ejemplo, podría escribir algo como “cuanto cuesta una zapatillas deportivas”, “comparativa de las mejores zapatillas deportivas”.
Búsqueda informacional
En este caso lo que el usuario quiere es información para comprender o conocer sobre un asunto. En ciertos nichos, esta suele ser la fase inicial para llevar a cabo una compra, mientras que en otros, solo se trata de adquirir conocimiento de algo.  Cuando se busca “que es h2o”, es claro que solo se quiere adquirir un conocimiento. Pero cuando se indaga “que es un hosting” quizás se pretenda crear una web, lo que significa que, además de saber lo que es un hosting, puede que quiera alquilar uno.

Estructuración del contenido

El contenido en texto debe tener una estructura que facilite su legibilidad y comprensión, y para ello tienes los encabezados o headers. Estos se reconocen en cualquier editor de texto Word o en el propio WordPress como H1, H2, H3, H4…; o Título 1, Título 2… Usar estas configuraciones le permite al usuario comprender las secciones en las que se divide tu contenido, de esta manera no tiene que leer todo para saber de qué va. Es necesario que lo hagas porque ya casi nadie lee un post de pies a cabeza, sino que sólo hace un escaneo para encontrar lo que buscan y desechar el resto. Por otra parte, cuando el bot de rastreo pasa por tu web quiere saber cuál es el texto útil para mostrárselo a los usuarios. Así que si encuentra los encabezamientos bien definidos, podrá ofrecer resultados más exactos y, si tú se lo facilitas, te recompensa con buen posicionamiento.  Además, usar una estructura ayuda al bot a saber cuál es la jerarquía del contenido, es decir, qué es más importante y qué información se desprende de cuál. Para esto tienes que conocer el funcionamiento de los encabezados.  Aquí va una breve explicación:
  • H1 o Título 1: es el encabezado principal del contenido. Solo puede haber un H1 por post, de lo contrario se pierde la jerarquización.
  • H2 o Título 2: son los encabezados que destacan los puntos principales secundarios. Estos ayudan a dar la explicación que prometida en el Título 1.
  • H3 o Título 3: sirven para dar estructura a las ideas o conceptos del H2 y complementar la información de manera más ordenada. Por ejemplo, si el Título 2 es «¿qué es un plugin?», un Título 3 podría ser «ventajas de usar plugins».
  • H4 o Título 4: permiten dar más jerarquía a conceptos que son relativamente importantes, pero no lo suficiente como para destacarlos tanto con un H3 o H2. Siguiendo la idea de arriba, dentro del H3 «ventajas de usar plugins», se puede colocar cada ventaja en H4 para dar una breve descripción de la misma más que sólo mencionarlos con viñetas.
Por lo general sólo se usa hasta este número de títulos, ya que muy pocas veces hay que compartimentar tanto el contenido que haya que utilizar un H5 o un H6. También son relevantes las Negritas para resaltar frases clave dentro del texto y que el usuario pueda entender sin mucho esfuerzo el contenido. Igualmente, las Negritas son tenidas en cuenta por los motores de búsqueda dentro de la jerarquización de textos, siendo esta última la cadena.

Enlazado interno o interlinking

Es cuando incrustas links que llevan a contenidos dentro de tu propia web, y la idea es que conserves al usuario dentro de ella y que consuma lo máximo posible de tus contenidos. Esto también es muy útil para no extender tanto la información en un solo post, sino que la compartimos en varios y así no cansar al usuario.  Por otra parte, con el enlazado interno puedes relacionar y jerarquizar los contenidos para que conserven la estructura o categorización que has planificado antes. Como consecuencia, tanto Google como los usuarios pueden dar con todos los contenidos. Usar el enlazado interno favorece la navegación cuando lo trabajas desde una estrategia bien pensada. Por ejemplo, si usas el footer de tus páginas puedes colocar algunos enlaces a categorías o etiquetas de contenido, como páginas de productos, en el caso de las tiendas virtuales.  Hay varios plugins que te pueden ayudar con el interlinking, desde sus configuraciones te permiten crear una estrategia según tu propio estilo y público objetivo. Por supuesto, también puedes hacerlo con plugins de SEO si usas WordPress.

URLs amigables

Una URL o Localizador Uniforme de Recursos, por sus siglas en inglés, es un grupo de letras, números y signos que permiten identificar un contenido en una página web. Se dice que es amigable porque es fácil de entender para el usuario, más confiable y sencillo de memorizar. Cuando agregas un elemento a un contenido, como una imagen, un vídeo o simplemente un texto en una página web, el gestor de contenidos genera una URL en automático, pero esta no suele ser amigable, ya que incluye un montón de caracteres imposibles de entender. Por lo que tienes que editarla a mano o usar un plugin que te permite programar algunos ajustes para que sean lo más amigables posibles sin que tengas que hacerlo manualmente todo el tiempo.  Sea como sea, es necesario que sepas crear URLs amigables, por lo que a continuación te damos varios consejos:
  • Utiliza un dominio de primer nivel, como .com, .net o .org. Esto genera confianza.
  • No olvides el factor de seguridad, así que asegúrate de tener un HTTPS.
  • Córtala lo más que puedas, una URL de unos 60 caracteres está bien.
  • Si vas a usar palabras trata de que no sean más de 5, de lo contrario se hacen muy largos.
  • Evita los conectores y artículos gramaticales, ya que estos alargan la URL.
  • No uses mayúsculas porque puede ocasionar fallos en los servidores menos eficientes.
  • Para espaciar palabras es mejor usar el guión medio; por una cuestión de estética nada más.
  • En la medida de lo posible, agrega la keyword principal, así cuando el usuario vea la URL sabrá de qué va el contenido.

Optimización de imágenes

Las imágenes juegan un papel fundamental en la comprensión del contenido, de hecho, las infografías son uno de los formatos que más se prefieren en ciertos temas. Pero usar imágenes no optimizadas puede afectar directa y negativamente a tu SEO.  Las imágenes son un elemento que se agrega al contenido, por lo tanto, son independientes y tienen que gestionarse de la misma manera. Para empezar, debes elegir fotos que se relacionen con el contenido, pues el usuario las verá y sabrá si son útiles o no.  Pero por otro lado, tienes que comprimirlas para que no pesen demasiado y convertirlas a un formato en el que se conserve la calidad de la imagen. Para ello hay un sinfín de plugins y herramientas online y offline, sólo tienes que encontrar la que te sea más útil y práctica a ti.  Con todo, lo mejor es que uses un plugin porque estos softwares, además de optimizar las imágenes compartiendolas y convirtiéndolas, te permiten gestionarlas desde galerías y carruseles. Asimismo, puedes crear configuraciones automáticas para que se apliquen cada vez que subas fotos.  ¿Cuál es el beneficio de que hagas todo esto? Pues que tu web cargará más rápido cuando el usuario entre en ella, y esto es uno de los pilares del SEO, a saber, la velocidad de carga (te hablaremos de ello en el SEO Técnico). Otro beneficio clave de las imágenes optimizadas es que ahorras recursos del hosting, algo muy conveniente si tu plan es de los básicos. Igualmente, si la conexión del usuario es inestable, se puede ralentizar la carga, y aunque esto ya no es tu culpa, de todas formas representa un rebote.

Optimización de meta-título y meta-descripción

Las meta etiquetas son textos que sirven para mostrar al usuario qué es lo que hay en el post en las páginas de resultados, es decir, son una muestra de lo que hay dentro de tu página. Por tal razón, deben ser optimizadas para que sean atractivas y atraigan clics. El meta-título es el título que aparece en las páginas de resultado, y este debe escribirse manualmente ya que el gestor de contenido usa el título del post si el espacio se deja en blanco. Esto no siempre es malo, sólo que es mejor usar un estilo diferente para atraer al público en el meta-título.  La meta-descripción es una breve explicación de lo que hay en el post del enlace de la SERP. Esta aparecerá tal cual la pongas, así que debes trabajarla para que también sea atractiva y a la vez informativa. Aún así, puede que Google la sustituya si lo cree conveniente en una búsqueda puntual si un párrafo de tu post sirve más que la meta-descripción que preparaste. En cualquier caso, lo mejor es tenerla lista. Tanto en la meta-descripción como en el meta-título debes incluir palabras clave, especialmente la principal, así como las frases que están directamente relacionadas con ella, sobre todo en la descripción. Además, debes ser breve y hablar directo al usuario, es decir, de «tú» o de «usted». Ninguna de estas dos etiquetas inciden directamente en el SEO, pero sí en que los usuarios hagan clic y se queden en la web, lo que mejora tu CTR y el volumen de tráfico, los cuales sí son aspectos esenciales de la optimización de motores de búsqueda.

SEO Off Page

El SEO Off Page o SEO fuera de la página, son todas aquellas acciones que se realizan fuera del sitio propio y que favorecen el posicionamiento en las SERPs. ¡Así es! Se puede trabajar el SEO desde afuera.  Sin embargo, para que funcione es necesario llevarlo a cabo con asociaciones que valgan la pena, es decir, trabajando con otros webmasters que trabajen el SEO con un estilo White Hat para evitar sanciones.  Dicho esto, pasemos a la práctica del SEO Off Page

Cómo hacer SEO Off Page

Aunque no hay tanto que hacer como en el SEO On Page, sí hay suficientes acciones Off Page como para repotenciar el posicionamiento de tu sitio web. Por lo que no debes perderte está sección por nada.

Link building

La estrategia de link building (construcción de enlaces) es, quizás, la más importante del SEO, ya que la Internet es eso:  una enorme red digital. Por lo tanto, es imprescindible que tu sitio web colabore con ello para que puedas ser parte de la Red y posicionarte con el resto. El link building forma parte de las estrategias fuera de la página porque, aunque una parte se ejecuta dentro de la misma, en realidad depende de un factor exterior: la aprobación del dueño de la web a la que apuntaros o de la que serás apuntado. De esto se desprende que hay 2 formas de creación de enlaces, y te las describimos ahora:
Enlaces salientes
Los enlaces que apuntan a otros sitios también son buenos para tu propio SEO porque, aunque llevan al usuario a otro site, este te agradece que le facilites otras fuentes, y por lo tanto Google también se siente contento porque haces feliz al usuario y lo toma como positivo a tu favor. Claro que, Google también se preocupa por la calidad del sitio al que apuntas, así que estudia bien la reputación del site para que no recibas sanciones. Además, si usas anchor texts o textos ancla, trata de que sean naturales en la lectura. De lo contrario se pueden malinterpretar como que te han pagado por ello y puedes recibir sanciones en casos extremos.
Enlaces entrantes (Backlink)
Otros sitios también pueden apuntar al tuyo como referencia en sus contenidos, esto es muy bueno, ya que tanto los usuarios como Google interpretarán que los demás te ven como una autoridad en el tema, fortaleciendo tu reputación de marca y autoridad de dominio.  Para lograr esto hay varias cosas que puedes hacer, aquí te mencionamos las más eficaces:
Hacer guest blogging
Esto es tener un blogger o creador de contenidos invitado en tu web, o que tú lo seas para otro sitio. Consiste en hacer un post para otro site y agregar un enlace que apunte a uno de los tuyos; luego el otro webmaster hace lo mismo. Por supuesto, necesitas acordar esto antes de hacerlo. Procura siempre que sea de misma temática, de lo contrario no servirá de nada.
Crea contenido atractivo
Si tienes mucho tráfico porque tu contenido es bueno, muchos querrán enlazarte para ir ganando algo de tu autoridad. Claro, debes escoger bien de entre las propuestas que recibas, ya que sólo te beneficiarán los sitios que tienen la misma o mayor autoridad que la tuya. En caso de que haya alguno que sea de menor autoridad, puedes aplicar una etiqueta Nofollow, o pedirle alguna compensación monetaria.
Fomenta las menciones de marca
Si tienes buen público pídele que hablen de ti y que compartan tus contenidos, así otros usuarios podrán conocerte y llegar hasta ti. Además, Google tiene el poder de saber cuando se habla de una marca y puede darte autoridad a partir de las menciones que haya en la Web aunque no haya un enlace que vaya hasta tu sitio, y si esto ocurre en un portal en el que Google confía, todavía mejor.
Recupera enlaces rotos
Si una web ha perdido un enlace, tal vez porque lo modificó o porque ha eliminado el contenido, y pertenece a la misma temática que tú, puedes pedirle al dueño que coloque una redirección hacia un contenido tuyo, así él no daña su reputación y tú te beneficias de la autoridad del enlace, a la vez que ganas tráfico. Esto mismo lo puedes hacer a la inversa: si tienes un enlace roto que no te interese recuperar, busca a alguien que quiera hacer la redirección. Esta es otra oportunidad de ganar algo de dinero.

Utiliza las redes sociales

Hoy en día es común que las marcas tengan presencia en redes sociales, bien sea como perfiles personales, en el caso de los propios webmasters; o como páginas oficiales en caso de las empresas. Desde ahí puedes compartir parte del contenido o crear algo que sea exclusivo y atrayente, para que así más usuarios puedan llegar a tu sitio web. El tráfico que entrará a tu sitio ayudará a fortalecer tu autoridad en el nicho, lo que te puede ayudar con el resto de acciones que sí tienen incidencia directa en el SEO. En otras palabras, las redes sociales son el punto de ignición de otras estrategias de posicionamiento.  Incluso se puede decir que usar las redes sociales es una forma de generar backlinks, ya que es mucho más fácil que tus contenidos sean compartidos y lleguen a otros webmasters. Lo que tienes que hacer es colocar un enlace hacia tu web para que sepan que ese contenido es tuyo, que tú eres la fuente, así puedan dar contigo.

Haz publicidad convencional

La radio, la televisión, los periódicos y las revistas tanto digitales como físicos, siguen estando presentes como medios de comunicación. Es cierto que todos han perdido fuerza con el crecimiento del Internet, pero no dejan de ser prácticos para atraer público.  Lo mismo se puede decir de las pancartas, banderolas, tótems y otras formas de publicidad física. Y es que la gente sigue caminando por las calles y conduciendo por las avenidas, por lo que se puede seguir usando estos espacios para invitarlos a visitar tu web. Conseguirás tráfico de usuarios que puede que ni siquiera te conocen.

SEO Técnico

Por definición el SEO Técnico es más avanzado que el resto, pero eso no significa que sea sólo para webmasters con muchísima experiencia. Además, de todas formas tienes que ir conociendo los aspectos avanzados de la optimización de motores de búsqueda para que la vayas dominando.  ¡¿O piensas quedarte sólo con lo básico?! Sabemos que no. Es por eso que en esta guía de SEO básico para principiantes te vamos a explicar, de forma simplificada, lo que abarca el SEO Técnico.

Diferencias entre SEO Técnico y SEO On Page

El SEO Técnico se lleva a cabo en la propia página web igual que el SEO On Page, de hecho, incluye varias de las acciones del posicionamiento en la página, pero trabajándose más profundamente. Esa sería la primera diferencia. Por otra parte, en el SEO Técnico no te centrarás tanto en los aspectos superficiales de la web, es decir, lo que los usuarios pueden ver, sino en lo que hay detrás, específicamente, lo relacionado al rastreo e indexación de las páginas de tu web. Debido a esto, se puede decir que el SEO Técnico se trata de un tipo de SEO distinto que tiene que trabajarse por separado y de manera minuciosa.  Ahora sí, pasemos al asunto importante.

Cómo hacer SEO Técnico

El SEO Técnico es fácil de comprender en el concepto, en la aplicación es donde está la complejidad. Con todo, hay que comenzar por algo, ¿no crees? Empecemos con explicaciones conceptuales.

Rastreo e Indexación de tus páginas

Aunque lo mencionamos brevemente al inicio, el rastreo y la indexación de las páginas forma parte del SEO Técnico porque debe atenderse con herramientas especializadas y saber algo sobre codificación del HTML y el CSS, esto al menos para poder comprender cómo es el proceso y así evitar algunos errores. En cuanto al rastreo, este no depende de ti sino del propio motor de búsqueda. Este utiliza el software de rastreo para encontrar los contenidos, comprenderlos y ver a qué otras páginas enlaza. Lo que sí puedes hacer tú es avisar que tienes contenido que quieres que sea rastreado y posteriormente se agregue al índice de resultados; esto último sería la indexación.  Hay al menos 3 formas de hacerlo:
  • Enlazando los contenidos: si pones enlaces en una página ya indexadas hacia una que aún no lo está, en algún momento el rastreado llegará a ella y la indicará, así que no tienes que hacer nada más.
  • El archivo robots.txt: el archivo robots.txt es un documento de texto en el que colocan las indicaciones sobre qué páginas puede indexar el rastreador. Es vital que lo mantengas al día con cualquier modificación que hagas a tu estructura web, así evitarás que se posicionen páginas que no te convienen  y termines perdiendo lugares en la SERP.
  • El sitemap.xml: este es un documento de texto en el que hablas de las actualizaciones de todas las páginas de tu web, con él le puede decir a Google que hay algo nuevo que rastrear, así él sabrá qué tiene que hacer. Existen muchas maneras de enviar el sitemap, estudia la que más te convenga y hazlo.

Marcado Schema

El marcado Schema es un tipo de código que le permite al motor de búsqueda entender más tu contenido que solo usando texto plano. Lo que hay que hacer es describir el producto, servicio o cualquier información que quieras hacerle entender a Google para que la pueda mostrar como resultado. Un gran beneficio del marcado Schema es que Google puede usar estos datos para crear fragmentos enriquecidos, es decir, pequeños fragmentos con información condensada sobre ti o tu empresa (según lo que hayas puesto y la categoría en la que hayas inscrito tu código). Aunque nada de esto influye en el SEO, tener fragmentos enriquecidos aumenta la tasa de clics, pues los usuarios ven esa información como más útil y prefieren la fuente que la producto antes que las demás. Comprender y dominar el marcado Schema es de las cosas más complejas del SEO, pero si se aplica bien tiene muy buenos resultados.

Keyword research

Keyword research significa investigación de palabras clave, y consiste en averiguar cuáles son las expresiones que utilizan los usuarios para hacer las búsquedas en tu temática. El objetivo es claro: poder agregarlas en tus contenidos para que aparezcan como opción destacada en los resultados. Ya antes hablamos de cómo influyen las keywords en el SEO, pero ahora tienes que conocer cómo llegar hasta esas palabras clave para poder usarlas. Y para ello prácticamente sólo cuentas con herramientas especializadas, por lo que tienes que saber cuáles son y cómo utilizarlas.  Aquí te vamos a mencionar las más conocidas y algunas características, pero hay muchas más, y para eliminarlas debes investigar sobre ellas. Vamos al asunto:
  • Google Trends: muestra la tendencia en las búsquedas por región y las palabras clave usadas. Abarca más búsquedas en Google y en YouTube, y se puede aplicar varios filtros.
  • SEMRush: esta es una suite de SEO completa. Entre sus funciones está la de keyword research, en ella puedes encontrar Long tails y recibir sugerencias de creación de palabras clave semánticas.
  • Ahrefs: tiene un par de herramientas para keywords muy potentes, podrás hacer investigación de palabras clave y ver su evolución, volumen de búsquedas y más.

Factores de UX

UX significa User Experience, en español Experiencia de Usuario. Se trata de un concepto que abarca muchas acciones que pretenden hacer que el visitante de una web se sienta a gusto y que disfrute de estar en ella. Como ves, no se trata de un sólo aspecto, sino de muchísimos.  Sin embargo, con referencia al SEO, la UX sí se puede trabajar en aspectos puntuales que te describimos a continuación:
  • Velocidad de carga: si la web se carga en menos de 3 segundos conservará más usuarios y estos tendrán la información de manera más rápida.
  • Contenido útil: esto tiene que ver con dos factores. El primero es la calidad, ya que se debe atender a la intención de búsqueda del usuario y en la extensión apropiada. El segundo es el formato, pues algunos temas los usuarios los prefieren en texto, otros en audio y otros en vídeo. Incluso puede ser conveniente tener varias opciones. Sea como sea, debe ser como lo prefiera el usuario objetivo.
  • Navegabilidad: debe ser posible llegar hasta todos los contenidos, bien sea con un menú principal, categorizaciones o con enlaces internos entre contenidos.
  • Usabilidad: esto va con lo anterior ya que, además de poder llegar al contenido, debe ser fácil hacerlo. La buena usabilidad va de la mano con el diseño web, este debe ser sencillo y simple en su funcionamiento.
  • Seguridad: además del https, es importante complir con la política de cookies y las leyes de protección de datos de la región en la que haga presencia la web. Especialmente si se trata de una web comercial o que tiene alguna actividad que se relacione con ello.
  • Optimización para móviles: ahora es un requisito SEO que tu sitio web se adapte a los dispositivos móviles, y si bien hay muchas maneras de hacerlo, lo que realmente importa es que estés preparado. Si tu web no está optimizada para móviles, simplemente no posicionarás.
  • Diseño atractivo: una buena web debe contar con un uso apropiado de los colores y disposición de los elementos visuales de la navegación. Aunque esto no lo rastrea Google para posicionar, sí que influye en si el usuario volverá o si llenará la newsletter y abrirá todos los emails que le envíes. En otras palabras, si disfrutará de lo que le ofreces. Google sabrá por el comportamiento del usuario si lo has logrado, y entonces viene el posicionamiento.

Core Web Vitals

Las métricas web principales, Core Web Vitals por sus siglas en inglés, son parámetros que se estudian para optimizar la velocidad de carga de una web y todos sus contenidos. Es cierto que casi todas las herramientas SEO aportan datos y análisis sobre este aspecto, pero es de PageSpeed Insight de la que se toman las Core Web Vitals.  Esta herramienta, propiedad de Google, ofrece informes sobre la interacción real de los usuarios con el contenido y las respuesta real que ha tenido la página, estos datos se obtienen de Chrome. También se pueden hacer pruebas con la propia herramienta simulando que ella misma es un usuario. De esta manera también se obtienen algunos esto útiles. En cualquiera de los casos debes fijarte en estos 4 parámetros en cada informe:
  • FCP: Tiempo en que se carga el primer contenido de la página.
  • FID: Tiempo en el que el contenido está listo para que el usuario pueda interactuar con él.
  • LCP: Tiempo en que se carga el elemento más grande y pesado del contenido.
  • CLS: Indica si hubo movimiento de elementos durante la carga y cuántos fueron usando un porcentaje.

Redirecciones

Las redirecciones, como lo indica su nombre, es cuando rediriges el tráfico de una URL hacia otra. Esto ocurre cuando el contenido que tenía la primera URL es eliminado o simplemente ya no existe porque la web también dejó de existir.  Esto significa que un enlace roto puede estar apuntando a tu propia web o a otra. Sea como sea, si no lo solucionas el usuario encontrará una página de error 404 y se irá. Esto es parte del SEO Off Page, pero también tiene parte en el Técnico porque requiere de que utilices herramientas especializadas para rastrear esos enlaces rotos.  Puedes hacer varios tipos de redirecciones, pero te recomendamos hacer 3 tipos:
  • Redirección 301 (movido permanentemente): es en la que todos los usuarios serán llevados a otro contenido de forma permanente porque el contenido anterior ya no volverá a estar disponible.
  • Redirección 302 (movido temporalmente): funciona igual que la anterior, sólo que ahora se aclara al usuario que por el momento el contenido que busca no está, pero que fue llevado a otro relacionado.
  • Redirección 307 (redirección temporal): se usa para reparar el contenido de una página sin tener que eliminarlo, mientras tanto, se envía al usuario a otra página.

Utilización de herramientas SEO

Es imposible hacer SEO Técnico si no utilizas las herramientas de optimización de motores de búsqueda. En esta guía de SEO básico para principiantes te hemos mencionado sólo un puñado, pero aunque no las conozcas, es necesario que vayas haciéndolo.  La mayoría de las herramientas SEO son gratuitas o tienen una versión free, por lo que puedes empezar a hacer SEO Técnico sin tener que invertir nada. Sin embargo, cuando ya quieras ahondar más y comenzar a dominar el posicionamiento, tendrás que pagar para usar las funciones más avanzadas de cada suite. Ten presente que no existe una sola plataforma desde la que puedas hacer todo, sino que deberás usar varias según el objetivo que quieras alcanzar. Por supuesto, esto sólo será necesario cuando tu web vaya ganando popularidad y crezca en tamaño, para ese entonces ya habrás dominado lo básico del SEO y estarás preparado para lo avanzado.

SEO Local

Con cada negocio nuevo en la ciudad nace una nueva página web, y cada proyecto quiere llegar a su público inmediato, es decir, el de los alrededores al negocio físico. Para ello existe el SEO Local. Hablemos ahora de este tipo de optimización de motores de búsqueda para que también aprendas a posicionarte en tu región, quizás descubras que tienes oportunidades de crecimiento que no sabías que tenías.

¿Qué es el SEO Local?

El SEO Local no es otra cosa que la optimización de motores de búsqueda focalizados a un área geográfica en específico, lo que puede incluir todo un país, un estado o departamento, o simplemente una ciudad.  Este tipo de posicionamiento ha surgido porque cada vez más personas usan Google para encontrar un restaurante, hotel, taxis o cualquier otra empresa que satisfaga su necesidad, pero que se encuentre lo más cerca de donde están o estarán, en caso de que sea un viaje.

Importancia del SEO Local

El SEO Local es importante para cualquier negocio que quiera crecer tanto online como presencialmente. Estos son los beneficios , razones para usarlo, del SEO Local:

Llegar a más público

Como la gran mayoría de nosotros estamos más pendientes de lo que pasa en Internet que en la vida real, si tu negocio tiene presencia online, es más probable que seas conocido y que atraigan más consumidores.

Aumentamos la autoridad de marca

Tener una página web en donde mostrarte a tu audiencia es vital en estos tiempos, porque si un contenido está en Internet, probablemente es seguro y real. Sobre todo si apareces en los primeros 2 lugares de Google, pues el usuario sabrá que se trata de una marca que trabajó para estar allí.

Ganas la confianza de tu audiencia

Por supuesto, tienes que saber crear esa confianza usando fotografías reales de tus servicios o productos, de tu negocio, empleados y hasta de ti mismo como propietario. Si muestras al público quién eres y lo que haces, será más probable que te escojan antes que a la competencia.

La publicidad es más efectiva

La publicidad convencional ya no es la única manera de llegar al público, si bien sigue siendo útil, invertir en mejorar tu presencia digital deja mejores resultados de cara a la recuperación de lo invertido.

Cómo hacer SEO Local

Lograr posicionarse localmente es relativamente más sencillo que hacerlo para todo el mundo, o por lo menos para todo un continente. Hay menos acciones que realizar, pero es más necesario ser meticuloso en cada una.  Veamos cómo lo puedes hacer.

Crear un perfil en Google My Business

Google My Business (Mi Negocio) es una plataforma de Google en la que las empresas pueden crear sus perfiles comerciales y describirse a sí mismas con todos sus servicios y/o productos. Es como una red social, ya que los usuarios pueden interactuar con el perfil de la empresa dejando sus comentarios. Tener registrada la empresa en My Business es un requisito para poder aparecer entre los resultados destacados en las búsquedas locales. Google dedica 3 lugares en las SERP para los resultados locales en búsquedas geolocalizadas, y la información que usa el motor de búsqueda es la que aparece en Mi Negocio.  De manera que debes tener bien optimizado tu perfil en esta plataforma para poder optar por el posicionamiento. Además, mientras más contenido agregues a tu cuenta, más probabilidades tendrás de captar clics, lo que te hará popular y Google te seguirá posicionando en el cuadro local destacado.

Keywords geolocalizadas

Las keywords geolocalizadas son las que llevan consigo un nombre de una ubicación geográfica, por ejemplo, «taxis en madrid». La intención de búsqueda es obvia: el usuario quiere un taxi pero en Madrid. Por lo que Google no ofrecerá otros servicios de taxi.  Si tú tienes una flotilla de taxis en Madrid, pues debes poner esa keyword en tus contenidos para ser relacionado con esas búsquedas. Con las herramientas de investigación de palabras clave puedes encontrarlas, así como las variaciones que hay y que son similares.  Recuerda que, igual que con el resto de tipos de SEO, en el Local es sancionable las sobreoptimización de palabras clave. Por lo qué lo mejor es usarlas razonablemente y agregándolas en todos tus contenidos que realmente respondan a la intención de búsqueda.

Trabajar el Marketing de Contenidos

Una manera de ganar autoridad es proporcionar contenidos útiles, de esta manera los usuarios llegarán a ti desde consultas informativas. En estos contenidos puedes aprovechar de mencionar una que otra vez tus servicios o productos, así pasarán de la información a la compra en un mismo sitio web. Para usar el Marketing de Contenidos las marcas tienen un blog donde crean posts explicativos, tutoriales, recursos descargables y dan noticias sobre avances, actualizaciones y otras informaciones relacionadas a su nicho. Desde allí se ganan la confianza de los consumidores quienes terminan comparándolos a ellos.  Aquí también se puede trabajar las keywords geolocalizadas, pero sólo si el tema lo amerita, ya que la idea es no parecer tan interesados en hacer que el usuario facture, sino en ofrecerle una solución a sus necesidades.

Propiciar la interacción de los usuarios

En Google My Business puedes recibir comentarios y el buscador es capaz de interpretar si las palabras son positivas o negativas y relacionarlas con tu negocio. Por lo tanto, pídeles a tus consumidores que comenten en dicha plataforma para poder conseguir mejor posicionamiento local.  Además, puede ofrecer descuentos y regalos en My Business para que los usuarios se animen a dejarte una valoración. Google también es capaz de rastrear reseñas en otros portales y tomarlas como referencia para mejorar tu ubicación en los resultados.  Esto incluye las redes sociales y tu propio sitio web, desde el que puedes fomentar la interacción con secciones de comentarios o creando encuestas entre tus suscriptores.

Potenciar el Link building

La construcción de enlaces a nivel local también es importante y funciona igual que en los demás tipos de SEO. Por ejemplo, si tienes proveedores puedes pedirles que te enlacen desde sus contenidos y haz lo mismo tú. O que al menos hagan menciones de tu marca, productos o servicios. Asimismo, los competidores pueden llegar a ser aliados comerciales si logran crear buenos acuerdos. Recuerda que deben ser siempre afines los enlaces que uses para que se sienta y se vea natural, igualmente si se trata de una mención, sólo así servirá para el SEO.

Optimizar el SEO On Page y el SEO Técnico

En el SEO Local tienen cabida el SEO On Page y el SEO Técnico, y es que necesitas trabajar tu sitio web en cuanto a funcionalidad, enlazado interno, velocidad de carga, contenidos de valor y todos los demás parámetros. Y es que, sin importar si sólo quieres llegar a una pequeña población o al mundo entero, tienes que convencer a Google de que tu sitio es bueno para el público.  Por ejemplo, uno de los factores de más peso en el SEO Local y que viene de estos otros tipos, es la adaptación a dispositivos móviles, y es que las búsquedas locales se hacen mayoritariamente desde smartphones y tablets. Por lo que tu negocio debe poder mostrarse en pocos segundo en cualquier tipo de pantalla móvil.

Auditorías SEO

Una vez empieces a hacer mejoras SEO en tu sitio web y estas den sus frutos, ¿significa que ya es todo?, ¿que no hay nada más que hacer? En lo absoluto, aún queda mucho por hacer. Y es que el posicionamiento web no es definitivo o estático. Así como tú, hay más personas mejorando sus sitios, y si te duermes en las nebulosas, te quitarán el puesto en la SERP.  A que no quieres eso, ¿verdad?  Entonces, ¿qué debes hacer? ¿Cómo puedes cuidar tu posicionamiento? La respuesta es simple: hacer una auditoría.  Veamos de qué se trata

¿Qué es una auditoría SEO?

Una auditoría SEO es una revisión exhaustiva de todas las acciones SEO que has llevado a cabo hasta el momento en tu sitio web, específicamente las de SEO On Page, Técnico y Local. En este estudio recopilar datos de rendimiento y estadísticas que te permitirán saber si han tenido éxito o no.  Además, con una auditoría SEO puedes encontrar errores y fallas en las acciones para corregirlas antes de que afecten el posicionamiento, o que no lo sigan haciendo si ya está pasando.  Para realizar una auditoría puedes usar plantillas con una checklist e ir analizando uno a uno los aspectos de SEO. Esto puede ser más tardado, pero más efectivo si eres minucioso. Sin embargo, la forma más rápida es usando una herramienta con función de auditoría web.  La ventaja de usar una herramienta es que puedes obtener resultados de manera más entendible gracias a los informes que se generan, exportar esos datos de manera más cómoda y trabajarlos con otras plataformas si es necesario.

Tipos de auditorías SEO

Existen 2 tipos de auditorías SEO, cada una con sus propias ventajas y utilidades. Cuando quieras realizar una en tu sitio, analiza cuál te conviene en dicho momento.

Auditoría del sitio

La auditoría del sitio es la que se realiza a todo el portal web, analizando todos los contenidos, enlaces, palabras clave, elementos gráficos y demás. Hay unas pocas herramientas que te permiten hacer auditorías del sitio ya que, dependiendo de la web, se requiere de muchos recursos de la herramienta y no todas pueden responder como se espera.  Sin embargo, tienes suficientes opciones como para que logres analizar tu sitio de una misma vez.

Auditoría de la página

La auditoría en la página es la que se realiza solamente en una de las páginas del sitio. Es idónea para poder dar con los problemas de manera más específica y poder ir trabajando de forma progresiva.  La mayoría de las herramientas SEO que son suite tienen una función para auditar por página. En ella ofrecen recomendaciones de mejoras y un informe con los problemas ordenados según la prioridad o relevancia.

Conclusión

El SEO es un universo en constante movimiento, ya que siempre hay actualizaciones y cosas nuevas por hacer para alcanzar la posición #1 de las páginas de resultados. Pero con todo lo que te hemos contado en esta guía de SEO básico para principiantes estás listo para comenzar a dar tus primeros pasos. Además, a medida que vayas mejorando, arriésgate con lo más avanzado y ve progresando. Sólo así competirán y ganarás a los mejores. Recuerda que la clave siempre será tener un plan de acción, ejecutarlo con precaución y precisión, y darle seguimiento a las estrategias. Además, está siempre dispuesto a los cambios y mantente al día con lo más reciente para que nunca pierdas ni una sola posición.